Elegante y minimalista póster de la última película de Rodrigo Cortés. Buried, con Ryan Reynolds pasándolo muy mal.