Con motivo del estreno del teaser de su largometraje “La Guía del Silencio“, tuvimos la oportunidad de entrevistar a Cándido Pérez de Armas. Experimentado realizador con cortometrajes como Marionetas (2005), Mi mundo Perfecto (2006), Y al final (2006) y El Cazador de Sombras ( 2008) entre otros muchos.

Teaser del largometraje “La Guía del Silencio“.

En agosto de 2005 hace sus maletas y se marcha a Barcelona para estudiar guión, fotografía y dirección de cine. Realiza diferentes cursos para mejorar como cineasta; mientras estudia, tiene diferentes trabajos (publicidad, videoclips, radio, cortometrajes y teatro). Asimismo, uno de sus proyectos más ambiciosos, es la realización de la serie fantástica y de ficción, “Madavó”, de la cual ha rodado un episodio piloto titulado “Triste Suspiro”.

Actualmente, se dedica a sus propios proyectos, entre ellos, un largometraje, “La última Playa”, que está en fase de pre-producción.

El pasado mes de mayo finaliza junto a su equipo, el rodaje de “La Guía del Silencio“. Largometraje que ha descrito como “una comedia agridulce que no se limita a las barreras de la realidad. Escapa a ella y a sus rígidos preceptos para presentarnos un film de fantasía que se nutre de la ciencia ficción”. En esta entrevista descubriremos más de este trabajo y de su director y guionista.

1. ¿De dónde surge la idea de un proyecto tan ambicioso como “La Guía del Silencio”?

La Guía del Silencio nace de las ganas que tenía por rodar un largometraje. Tras ver que en un periodo de pocos años había pasado la decena de cortometrajes, me planteé la idea de rodar algo más grande, eso sí, con humildad y sabiendo que es muy complicado.

2. Antes de realizar “La Guía del Silencio” sabemos que tenías una abultada carrera como cortometrajista. ¿Qué diferencias y retos ha supuesto este trabajo en largometraje con respecto a trabajos anteriores en pequeño formato?.

Las dificultades, sinceramente, las he notado mayormente en 2 apartados; producción y proyección. El resto lo he vivido con la misma intensidad y organización. Siendo una producción privada y al carecer de ayudas públicas, estábamos obligados a organizarnos de una manera diferente, con libertad creativa al 100% pero con los medios que teníamos a nuestro alcance, que eran los justos. Este largometraje me ha recordado una de las primeras sensaciones que sentí cuando rodé mi primer cortometraje, recuerdo que lo primero que aprendí es el verme capaz. “La Guía del Silencio” me recordó esa sensación.

3. En una de tus entrevistas comentaste que uno de tus deseos era hacer un largometraje antes de los treinta. ¿Hay algún motivo en especial por esa obsesión?

Sí, es una especie de superstición que he tenido siempre, suelo plantearme metas para ir cumpliéndolas a corto plazo o largo plazo. Me gusta la sensación que se siente cuando tienes un sueño y lo haces posible… ¿y a quién no?.

4. Nos encontramos ante un proyecto donde han colaborado multitud de personas entre sonidistas, productores, actores, encargados de efectos visuales, fotógrafos, ayudantes…. ¿cómo se consigue y qué métodos empleas, para que esta cantidad de gente se involucre en un proyecto de estas características, independiente y con un presupuesto limitado?

Seguridad e Ilusión, esa es la clave. Tener los pies en la tierra al mismo tiempo que sueñas con que podemos crear buen cine canario, ¿ a quién no le gusta esa idea ?. Algo peligroso que a veces no se tiene en cuenta es que con la ilusión se trabaja y no se juega. No sé bien por qué, pero a mi alrededor he tenido el apoyo de auténticos profesionales, que se han adaptado todo lo posible y más para sacar este proyecto adelante; porque tienen la seguridad de que gustará y porque les ilusiona el futuro de esta película.

5. Nos llama mucho la atención los géneros que parece manejas en este trabajo; suspense, comedia, ciencia ficción… Nos parece muy curiosa esa mezcla, y sin ver la película, sólo con las imágenes del trailer nos es muy dificil hacernos una idea del conjunto que tenemos ante nosotros. ¿Qué parte de la escritura del guión te resultó más dificil?, ¿y qué te atrae de cada uno de estos géneros?.

“La Guía del Silencio” es una tragicomedia de fantasía con toques existencialistas. La parte de mayor dificultad para mí fue su estructura. Me apasionaba la idea de hacer una historia sin protagonistas señalados, es decir, sin que nadie tenga el mando de la situación. Pensé en hacer una historia directa al espectador para darle la oportunidad de sentirse identificado con cualquier cosa; un alumno, un momento, un personaje. El proyecto fue diferente desde un principio, nació diferente, se realizó de forma diferente, y espero sinceramente, que su resultado sea simplemente diferente, por la sencilla razón de alejarse totalmente de la indiferencia del espectador, que es, a mi parecer, lo peor que le puede pasar a cualquier película.

6. Hablemos de los efectos especiales. No se suelen utilizar elementos en 3D en los trabajos independientes que solemos ver, tal vez por lo laborioso del proceso o porque no se suelen escribir este tipo de historias. ¿Qué retos han supuesto la introducción de estos efectos en este trabajo para tí e Isidro Quintana?, y ¿de qué manera ayudan a la recreación de la historia este tipo de efectos visuales?.

Tengo la gran suerte de Conocer a Isidro Quintana desde hace muchos años, además de ser un grandísimo profesional es un muy buen compañero de viaje. Cuando le hablé sobre el proyecto, se entregó sin pensarlo, confió plenamente en su aportación a la historia y vimos la necesidad de dar lo máximo y mostrar que no existen complejos a la hora de realizar una película de fantasía-ciencia ficción con efectos especiales en canarias. Desde aquí y con tu permiso le mando un caluroso abrazo y le agradezco enormemente su colaboración en La Guía del Silencio, la cual, sin él, no sería la misma.

En cuanto a los efectos en la historia:

Desde que era niño me han encantado la animación y los efectos especiales. Cuado tuve la oportunidad de introducirlos en mi primer largometraje, quise integrarlos de un modo algo distinto. Quería que fueran un elemento más de la historia, sin que su protagonismo sobrepasara lo que en realidad está pasando a lo largo del largometraje. Es como intentar que los efectos convivan dentro de un plano de forma natural, sin gritar “estamos aquí y somos efectos especiales!!!”, todo lo contrario, que el espectador los vea como un complemento de la historia, que no desvíen su atención. Desde mi punto de vista, ese es el verdadero efecto especial, el que se hace con sutileza.

7. Hemos tenido oportunidad de escuchar la BSO, y la verdad nos parece que David Armas ha hecho un trabajo digno de elogio y que ayuda bastante a describir el tipo de historia y las emociones que quieren transmitir con ellas. ¿Cómo fue el trabajo con él y cuáles fueron las premisas básicas que le diste para componer la BSO?.

Le dije prácticamente las mismas palabras que a todos los miembros del equipo, SUTILEZA. Desde un primer momento, David captó totalmente mi idea, sólo bastó una primera toma de contacto para que entendiera a la perfección que tipo de historia era y que tipo de música necesitábamos. Sabía que como su nombre indicaba “La Guía del Silencio” iba a ser un largometraje bastante “Silencioso” en cuanto a música se refiere; personalmente no veo con buenos ojos los proyectos sobrecargados de música, creo que en muchos casos se les pierde el respeto precisamente por sobrecargarlos de melodías. En La Guía del Silencio, más que música, hay momentos musicales, momentos para la música, para reflexionar con ella sobre las situaciones. En muchos casos, uno observa una película y siente que las melodías no están para otra cosa que no sea hipnotizar al espectador, llevarlo a un estado, cuando realmente es la interpretación, el momento y la historia la que debería estar por encima de todo, la música en el cine, merece su respeto, pero no nos olvidemos que el silencio es una de las mejores melodías que el cine posee.

Hablando de David Armas; cuando recibí sus primeras muestras quedé encantado, sentí que me había captado al 100%, entonces le dí vía libre y nos regaló esas melodías. Espero haberle respetado lo suficiente y que se sienta orgulloso cuando vea el largometraje. Con tu permiso. Gracias David!.

8 . ¿Qué tal ha sido la experiencia del trabajo con los actores? Y en especial el trabajo con Javier Almeda.

Los ensayos con los actores se llevaron a cabo 2 meses antes del rodaje y de un modo peculiar. Se les hizo entrega del 80% del guión y no se les entregó el final de la historia hasta aproximadamente 3 semanas antes de rodar, la motivación fue estupenda y la formula funcionó a la perfección. Todos ellos me han dejado fascinado, por sus ganas y su fuerza. Dejándose la piel en cada ensayo, proponiendo cosas nuevas e ideas para sus personajes. En cuanto a Javier Almeda, decir que ha nacido para esto, sin duda, que lo lleva en la sangre y que es un excelentísimo actor, porque lo vive, lo disfruta y nos lo hace disfrutar.

9. ¿Podrías lanzarnos una idea general del mensaje que quieres transmitir en ella, o prefieres dejarlo a la interpretación del espectador?.

Lo que si podría hacer es decir sensaciones que intentaré transmitir: diversión, sensibilidad, esperanza… entre otras sensaciones. El mensaje será de carácter libre para el espectador.

10. Insistes mucho en la idea, de que una de las razones para hacer esta película, era para demostrar que se puede hacer cine de larga duración en Canarias y sin ayudas públicas. Crees que el tener o no tener ayudas institucionales puede determinar la carrera de un cineasta, o sin embargo crees que el no esperar por recibir ese tipo de ayudas incluso te puede hacer tener una actitud más emprendedora para realizar lo que es el sueño compartido de un gran equipo.

Yo, como muchos otros, me cansé de esperar ayudas, reuní a un equipo de personas, que como yo, se ven capaces de hacer cine con o sin apoyo. Una vez realizado, lo único que podemos pedir, es el derecho de tener nuestro rinconcito en el cine español. En canarias, cada vez somos más los que lo vemos posible. Cuando conseguimos hacer un proyecto de estas características, simplemente estamos demostrando que tenemos ese derecho, que lo merecemos, y no importa de donde seamos, porque no tenemos complejos, porque somos libres de hacer cine, y estamos dispuestos a darles la mano a aquellos que quieran apoyarnos, esa es la lucha, y lo conseguiremos.

11. Sabemos que estás muy cerca del estreno. ¿Cuáles son las sensaciones que te quedan luego de ver tu trabajo terminado?, ¿y qué fechas tienes previstas?

Buffff. Pues lo que siento, sinceramente, es un profundo cariño por todos los que han estado ahí, eso es lo primero que me viene a la cabeza. Mi madre, mi pareja, Javier, Ylka, Cris, en fin… todos.

El Largometraje ha sido enviado al festival de Sitges, y esperamos poder estar en esta edición 2010 de tan prestigioso festival. Crucemos los dedos!!!.

Muchas gracias Cándido. Desde La Noche Intermitente deseamos lo mejor para tí y para tu proyecto.

FOTOGRAFÍAS DE AARÓN S. RAMOS