Héroes Modernos, es un documental de Juan Alfredo Amil que se enmarca dentro del género deportivo. La película narra, simultáneamente, 12 historias, protagonizadas cada una de ellas por instituciones y deportistas de élite, durante 12 eventos deportivos importantes (desde Campeonatos de España hasta Campeonatos del Mundo, pasando por varias incursiones autonómicas).

Entrevista a Juan Alfredo Amil sobre su documental 'Héroes Modernos' | La Noche Intermitente

Entre las instituciones y deportistas que pueblan los fotogramas del filme, destacan algunos como el Real Madrid de Baloncesto (con Rudy Fernández, Sergio Rodríguez, Sergio Llull y Pablo Laso como estandartes. El FC Barcelona, tanto en su sección de Baloncesto (con Juan Carlos Navarro como principal figura), como en su sección de Balonmano (con Sterbik, Dani Sarmiento o Juanín García como estrellas); El Atlético de Madrid de Balonmano (con Talant Dujshebaev e Ivano Balic, entre otros); El Campeonato de España de Velocidad de Motos, cantera de campeones mundiales como Alex Rhins o Marc Márquez; El Real Club Polo de Barcelona, el mejor equipo español de la modalidad de Hockey Hierba en este momento; Adasat “El Toro” Rojas, actual campeón de España de boxeo en los pesos semipesados; las Hermanas Daida Moreno e Iballa Moreno, que ostentan entre ambas nada menos que 22 títulos mundiales de Windsurf; El Culturista Jonay Mesa, campeón de Canarias en su año de debut; o Juan Espino, puntal de Lucha Canaria, aunque más conocido por ser el León Blanco de la lucha senegalesa, y por ser campeón mundial de Grappling y Jiu Jitsu. También habrá lugar para el fútbol, pero Amil prefiere guardar secreto sobre sus posibles protagonistas.

Juan Alfredo Amil (1981) estudió dirección cinematográfica en la Escuela de Artes y Espectáculos TAI, además de participar en talleres de guión y postproducción. Algunos de sus últimos trabajos son cortometrajes como ‘Cerca de las estrellas’, ‘Manu Cabrón’ y ‘Soy un Héroe’.

Entrevista a Juan Alfredo Amil sobre su documental 'Héroes Modernos' | La Noche Intermitente

En La Noche Intermitente, hemos tenido la oportunidad de entrevistarle, al respecto de su documental, aún en proceso de filmación y postproducción, y esto ha sido lo que nos ha contado.

1. ¿Cómo surgió la idea de realizar este proyecto?

Ya llevo más de 10 años haciendo cortos, webseries, y colaborando en todo tipo de proyectos. La verdad es que me apetecía abordar un largometraje. Lo que me sucede muchas veces antes de afrontar un proyecto es que tengo varias ideas que me gustan mucho, y no sé por cuál decidirme, hasta que de repente aparece otra idea por detrás, sin ser vista, que adelanta y deja atrás a las primeras que tenía. Es un proceso un poco frustrante a veces, porque es como tener que decidir qué golosina vas a comerte, porque tu estómago no puede digerir dos a la vez. Tienes la necesidad imperiosa de comerte una de ellas, pero no puedes evitar que te de pena dejar las otras en la bolsa (risas).

En este caso concreto, me debatía entre varios proyectos de ficción, pero todos se complicaban económicamente en algún punto. Entonces surgió la idea de Héroes Modernos. Siempre me apasionó el género documental, y había hecho mis pinitos con “El Hombre que Bebía Ketchup” (una práctica para la Escuela de Cine), y con el más reciente “Soy un Héroe”. Y sobre todo me interesaban los documentales deportivos, que para mi gusto son capaces de explotar la esencia del Deporte mucho más que las películas de ficción. Desde niño he estado al tanto de las noticias de este mundillo en general, pero también me interesaba investigar sobre las disciplinas que no conocía. Además, aunque también sería un proyecto costoso (teniendo en cuenta que lo iba a afrontar con mis gastos personales), sabía que sería infinitamente más barato que realizar un filme de ficción, por mucho que los nuevos equipos profesionales de los que disponemos hoy en día sean más asequibles (algo de lo que se olvidan muchas veces los llamados “demócratas del cine” es que también tienes que pagar a la gente con la que trabajas). Así que aparqué mis proyectos de ficción y me lancé a esta aventura.

La guinda me la dio una entrevista que leí a Jorge Valdano en jotdown.es, en la que exponía algo que yo llevaba pensando hace tiempo (aunque no de forma tan lúcida como Valdano): Los deportistas son a esta época, lo que los héroes a la antigua grecia. Así que decidí llamar a mi película ‘Héroes Modernos’.

Entrevista a Juan Alfredo Amil sobre su documental 'Héroes Modernos' | La Noche Intermitente

2. Tú, que ya has dirigido ficción en corto, ¿qué te motiva de dirigir ficción y qué de hacer documental?

Lo que me motiva de hacer ficción es contar una historia a través de unos personajes, con el enorme disfrute que supone escribir diálogos, rodar escenas de cualquier tipo, componer planos y editar las imágenes resultantes; todo ello para crear una realidad alternativa, que el espectador pueda experimentar.

Lo que me motiva de rodar un documental, es aportar una visión personal a una realidad que ya existe. Yo estoy ahí para captar esa realidad, y en el proceso que va de grabar lo que está pasando a editar las diferentes imágenes, decido qué visión quiero dar de lo que mi cámara ha captado. Unas veces, es el subconsciente el que decide esa visión, sobre todo cuando ruedo. Pero es en el programa de montaje donde determino hacia qué dirección quiero que mire el espectador.

En general, ambos medios me motivan en la medida de que son diferentes formas de contar una historia en imágenes.

3. ¿Y qué diferencias encuentras a la hora de afrontar rodajes de uno o de otro medio?

Básicamente la diferencia entre ambos medios se puede resumir en una palabra: Intimidad. Personalmente, creo que realizar un documental es un proceso mucho más íntimo que realizar una pieza de ficción. Para esta última necesitas gente con la que trabajar. Incluso en mis últimos cortos, donde siempre evité que hubiera en el set de rodaje nadie que no tuviera que estar imperiosamente ahí, necesité a gente para llevar a cabo dichos proyectos. Son personas, cada una de su padre y de su madre, a las que tienes que transmitir tu visión de lo que quieres hacer, conseguir que lo comprendan, y que vayan en la dirección que tú les indicas. No siempre es un proceso fácil. De hecho, rara vez lo es.

Un documental (o por lo menos aquellos en los que he estado involucrado), aún teniendo que contar con gente que colabora, ya sea delante o detrás de la cámara, siempre resulta mucho más íntimo. O al menos, no te ves tan expuesto como en una pieza de ficción.

Si me lo permites, voy a explicarme mejor con una paradoja muy sencilla: Durante el rodaje de Héroes Modernos tuve que viajar a sitios donde no conocía a nadie, y dormir en hoteles, albergues y demás. Estaba yo sólo, pero esa soledad era positiva. Yo iba a ese lugar con un propósito, y esa soledad me ayudaba a concentrarme en lograr dicho propósito. Eran momentos de cierta intimidad conmigo mismo, ya fuera porque el día de rodaje había ido mal, o porque había logrado algo importante para la película. Por supuesto echas de menos a tu novia, o a tu familia, pero eres consciente de que esa soledad es necesaria para alcanzar tu objetivo, y de alguna extraña manera, te sientes bien.

Lo curioso es que en los rodajes de ficción, estás rodeado de gente, y rara vez tienes intimidad, pero aún así te sientes solo. Ésa sí es una soledad negativa, e incluso contraproducente si se te va de las manos. Tienes la sensación de que todo el mundo te mira como si fueras un mono loco chillando con una carpeta llena de notas en la mano, y que nadie te comprende. Y en un porcentaje es así, pero normalmente esta sensación se ve exagerada por la intensidad con la que suelen vivirse los rodajes. Así que te ves obligado a dejar de lado todos esos elementos externos y concentrarte en lo que estás haciendo.

Entrevista a Juan Alfredo Amil sobre su documental 'Héroes Modernos' | La Noche Intermitente


4. ¿Cómo ha sido la experiencia de entablar contacto con los deportistas españoles internacionales, protagonistas de tu largo documental?

Generalmente muy positiva. Evidentemente, con algunos tratas más que otros. Por ejemplo, no pude acceder a los jugadores del Real Madrid y Barça de Baloncesto. Pero tuve un contacto muy directo con las Hermanas Moreno (que me ayudaron en todo y más), y prácticamente he llegado a desarrollar una gran amistad con Adasat Toro Rojas y con esa gran familia que es el Club Boxeo Povedano. Todo depende de las circunstancias de la grabación (más público, menos público; más accesibilidad, menos, etc…)

He de decir también que ‘Héroes Modernos’ es un documental centrado casi exclusivamente en la acción deportiva. Yo suelo decir que está hecho de forma “hard core”, o bruta, ya que no se han grabado entrevistas (aunque es posible que haya una excepción), ni existirá narración central como suele ser habitual en los documentales de esta temática. Nosotros ponemos el ojo directamente en lo que está pasando en la escena donde se desarrollan los acontecimientos. Por tanto, no fue necesario tener un contacto intenso con los deportistas.

Los únicos problemas vinieron precisamente de aquello que rodea a los atletas: managers, televisiones e instituciones. Algunas historias se cayeron debido al muro infranqueable que habían levantado estos “agentes exteriores” al deportista, y alguna permanece en la película a pesar de la actitud miserable de uno de ellos. Pero en general, también debo decir que me encontré con jefes de prensa que realmente aman y comprenden en qué consiste su trabajo, instituciones dispuestas a ayudarte en todo lo posible, y directivos muy atentos para con tu persona.

Entrevista a Juan Alfredo Amil sobre su documental 'Héroes Modernos' | La Noche Intermitente

5. ¿Cómo ves el panorama de género documental en las Islas Canarias?

Realmente me cuesta juzgar la situación en general del cine en las islas, porque estuve 11 años viviendo en Madrid. En los dos años que llevo de vuelta, considero que el cine en sí es una isla dentro de cada una de las islas. Y además, el cainismo imperante (de eso sí me he dado cuenta rápidamente), hace que aún haya más islas dentro de islas.

Si enfocamos directamente al documental, diré que al menos en Tenerife tenemos ese Oasis dentro de la Isla que es el Miradas Doc (superviviente titánico de la sangría cultural que estamos viviendo en el archipiélago), y que es un vehículo fantástico para que los que estamos interesados en el género nos conozcamos y entremos en contacto. De hecho, a través del festival conocí a una de los compañeros que más me han ayudado con ‘Héroes Modernos’, sobre todo a la hora de regalar consejos muy valiosos, como fue el caso de David Baute.

6. ¿Qué esperas que encuentre el público ‘Héroes modernos’?

Espero que encuentren una propuesta que les ofrece una visión personal de los deportes. Espero también que, de alguna manera, sus miradas se enfoquen en deportes que suelen estar desenfocados, y por qué no, generar un interés en estos.

Pero sobre todo, lo que espero, y por lo que me levanto todas las mañanas, es por conseguir que pasen un rato que realmente valga la pena. Luego, que les marque o no, es una cuestión pura y estrictamente personal. Cuando estaba haciendo “Soy Un Héroe”, siempre estaba latente el miedo a que pudiera parecer una película pretenciosa. Y seguramente habrá quien lo piense. Pero era lo que yo quería contar, y no tuve dudas. Lo que no me esperaba es que se me acercara tanta gente después de su estreno en Movilfest Tenerife, diciendo que les había llegado el mensaje. Y me sigue sorprendiendo que la gente lo vea por internet y sientan la necesidad de escribirme expresando lo mismo. Es algo que no me pasó con mis otros cortos, no de esa manera. Así que, en cierta medida, el que les marque o no, está fuera de mi control. Pero que pasen un rato que valga la pena (y no me refiero exclusivamente a “pasarlo bien”), eso sí está en mi mano, y eso es lo que intento siempre. Otra cosa es que lo consiga (risas).

Entrevista a Juan Alfredo Amil sobre su documental 'Héroes Modernos' | La Noche Intermitente

7. Próximos proyectos

Ahora mismo estoy centrado casi exclusivamente en ‘Héroes Modernos‘, y será así hasta 2014 como mínimo. Paralelamente, tengo otro proyecto documental, pero con unas características muy determinadas, que me permiten ir recopilando imágenes con mi cámara para luego, cuando tenga más desarrollado ‘Héroes Modernos’, darles un sentido en montaje.

También tengo entre ceja y ceja mi primer largo de ficción, y algún corto que me gustaría rodar para aplacar el mono de contar historias creadas, pero no hay nada concreto.

Eso sí, aún tengo pendiente de estreno ‘El Cazador’ (Un mundo en imágenes), el último corto que rodé hasta la fecha.

Muchas gracias Juan Alfredo, y mucho éxito, con todos tus proyectos.